Otros de mis blogs

este titulo y nombre de este blog...
me gusto porq a experiencias y por cosas vividas... desde ya hace muchos años..eh llegado a la conclusion de q "EL ALMA NO CONOCE EL FINAL" y hoy quiero y siento la necesidad como en cada uno de mis blog escribir sobre lo q se siente "SENTIR" estas cosas...

al comienzo senti frio... angustia... tal q me llevo muchas veces al llanto repentino y la desesperacion de no saber "EL POR Q" ME PASAN ESTAS COSAS..


pero todo este tiempo en mis casi 34 años... pense.. desde chica las cosas q me atraian.. q de por cierto nada normal.. a una niña de esa edad..

me atrajo siempre lo oscuro.. no niego q me asusta, pero asi como me asusta me atrae.. amo los dias grises... el viento... las noches de tormenta.. me dan calma...

me gusta salir a mi jardin de noche a caminar..entre los arboles.. camino sin miedo entre la oscuridad..

en fin... tengo mucho q escribir sobre mis gustos.. sobre las almas... sobre la vida mas haya de la muerte..

si, asi es... leiste bien.. "LA MUERTE"

antes de sentarme a escribir siempre necesito pensar en algo q me inspire....
para q mi letra sea de mi gusto...

necesito pensar en algo q llene mi mente y mi corazon de recuerdos...

el otro dia, pensando en esto me detuve a meditar en ideas de escribir algo diferente pero natural...

es sabido q los poetas y artistas al componer sus obras han encontrado insipiracion en la mujer... hombre.. en el amor... en una flor... en el mar... en una lagrima... soledad... en un jardin.. etc.

q hay con la muerte? q hay con lo oculto? q hay con el alma? q hay con los seres de la oscuridad y las sombras? creo q puedo llegar a escribir algo con calidad pensando en la idea de sentirme parte de ese exitante mundo...


y espero sea siempre del agrado de ustedes.. los lectores...

Lorena Pereyra


A fin de cuentas todos somos iguales todos moriremos no soy mejor q nadie solo soy diferente a mi manera lore

My House on Web

"Los vampiros han caminado entre nosotros desde tiempos prohistóricos, y siguen haciéndolo. Han librado una gran guerra secreta desde las primeras noches de la historia, y el resultado de este conflicto puede determinar el futuro de la humanidad... o su condena definitiva" (La Mascarada)

lunes, 21 de junio de 2010

El primer trago fatal


En muchos casos, uno recibe el primer trago de sangre la noche en que se convierte en vampiro... uno de la "Estirpe", como nos gusta llamarnos. El proceso recibe el nombre de "Abrazo" y tiene dos fases distintas y bastante difíciles. En la primera, el vampiro que quiere crear progenie bebe hasta la última gota de sangre de su futuro "chiquillo". No es diferente de la alimentación normal salvo por el hecho de que no hace falta preocuparse de borrar los recuerdos o disponer el cadáver. Además, acabas realmente lleno. La diferencia llega después. Cuando la última gota de sangra ha abandonado el cuerpo, el vampiro "padre" (el término técnico es “sire”, si te interesa) devuelve parte de la sangre robada. Se muerde el labio, o la muñeca, o lo que sea, y deja que algo de su vitae pase a la boca de la víctima. Suponiendo que el mortal no se resista al proceso (pocos lo hacen, créeme) y que el sire no se haya retrasado demasiado al dar su regalo, la sangre desciende por la garganta del moribundo y hace que resucite como vampiro.

Suena sencillo, ¿no? La verdad, como siempre ocurre, más complicada. Mi propio Abrazo podría parecer el epítome del lujurioso esplendor romántico que tú época ha atribuido a mi especie, e incluso así me estremezco aterrado al recordarlo. Todos los ingredientes del romance estaban presentes (el boudoir iluminado por las velas, las copas a medio beber, el palpitante pecho de mi dama); parecíamos estar en las páginas de una novela. Caímos sobre la cama, y en el culmen de la pasión, hundió los colmillos en mi cuello. Entre el placer del momento y el de su alimentación (si, es bastante placentero para los mortales, hasta el punto de que algunos se vuelven adictos) estuve encantado de dejarme llevar. Recuerdo habr pensado que , después de todo, mi madre había tenido razón: las malas mujeres serían mi muerte. Incluso recuerdo como reí mientras mi sire me bebía la vida.

Y entonces, mientras estaba allí sentado observando aquella puerta oscilante abierta ante mí, mientras mi alma daba sus primeros y vacilantes pasos hacia el cielo, ella se abrió la muñeca tranquilamente y derramó el vitriolo de la vida eterna por mi garganta. Puedes burlarte de mí por no rechazar lo que se me ofrecía, pero la vida es dulce incluso frente al rostro de la Gracia. Su sangre me quemó al pasar por mis labios y mi garganta, y me encontré queriendo vivir. El dolor causado por la sangre era la prueba de que estaba vivo, y cuando fue obvio que no la cruzaría, la puerta resplandeciente se desvaneció con un sentimiento de inefable tristeza, dejándome con mi sire y un ansia asesina. Por mi fortuna, mi maestra fue tan gentil como para atenderme durante el cambio: había seducido a mi mejor amigo antes de hacerse conmigo, dejándole en una habitación contigua como un alcaudón alimentando a su cría. Mientras sentía morir mi cuerpo célula a célula, el yacía sin sentido esperando mi hambre.

Ah, sí, el hambre de la creación. Esa pequeña cantidad de sangre que el sire usa para otorgar el Abrazo no es mucha… unas pocas gotas con más sentido místico que nutricio. No proporcionan alimento suficiente para satisfacer el hambre de un vampiro recién creado, así que el nuevo chiquillo le conviene rezar porque su sire haya preparado unas pocas botellas o, mejor, unos pocos cuerpos para el momento. He contemplado el horror de los Vástagos recién Abrazados entregándose a esa hambre incontrolable y haciendo pedazos a quien estuviese cerca. Cuando la sed te embarga haces lo que sea por saciarla. Matarás a tu amante, a tu hijo, a tu padre o a tu sacerdote para ello, y te sentirás feliz… al menos mientras dure el frenesí.

Este es el punto, querida. Porque no te importa el tiempo que hayas pasad en frenesí ni lo que lo provocó (miedo o hambre o dolor o rabia): no importa cuánto tiempo hayas cedido al animal dentro de ti: no puedes controlar lo que haces y siempre y siempre acaba saliendo. Y es entonces cuando debes enfrentarte a las consecuencias de lo que hiciste cuando el animal estaba al mando. Y el primer frenesí no es nunca el último. Uno podría pensar que con la experiencia se va haciendo más fácil superar esa pérdida de control, pero no se podría estar más equivocado.

(Fragmento sacado de: Vampiro, La Mascarada)

¿Que me estara pasando?

Desde hace un tiempo siento q no tengo fuerzas... Me siento cansada durante el dia... me molesta el sol... prefiero la noche para hacer mis cosas....

la comida no me sienta bien... tengo el estomago revuelto.... cada dia q pasa... me veo mas palida y con unas ojeras... q me dan un aspecto debil y apagado…

"Drácula de Bram Stoker" aquí unos pocos detalles:

Empezare hablando sobre el que yo considero que es el padre de todo vampiro.
Como todos los buenos seguidores de literatura relacionada con los vampiros tal vez también penséis que todo comenzó con "Drácula de Bram Stoker" aquí unos pocos detalles:

"Abraham Stoker nació en Clontarf, Irlanda; el 8 de noviembre de 1847 y murió de sífilis en Londres, Inglaterra; el 20 de abril de 1912. Es famoso actualmente por su novela de terror Drácula escrita en 1897. Fundamentalmente es reconocido en el género literario por su seudónimo Bram Stoker."

La historia nos relata la historia del conde Drácula, un antiguo líder de un gran ejército valaco, que reside en un viejo castillo de los Cárpatos, en Transilvania. El conde es un no muerto, es decir, un vampiro, cuyo único alimento es la sangre humana. Este ser tiene el poder de manejar a su antojo la fauna de la naturaleza, poder convertirse en niebla, volar, e incluso adaptar la forma de un murciélago o un lobo.

Drácula es considerada como la novela de terror mejor escrita y también la más hermosa. Dicha novela fue llevada a la gran pantalla en 1992 por el gran director Francis Ford Coppola. Con el Reparto podemos gozar de acotres de la talla de Gary Oldman, (interpretando el papel del conde Drácula), Keanu Reeves, Anthony Hopkins y Winona Ryder.

Como todo película creada por este gran director, esta película es considerada “de culto” y ello está bien afianzado con los 3 premios de la Academia de los Oscar a Mejor diseño de vestuario, Mejor Maquillaje y Mejor edición de sonido ganados en 1993.